Cómo trasladar un sitio sin que se produzcan cambios en la URL

En esta guía, se explica cómo migrar la infraestructura de hosting de tu sitio para que el rendimiento en la Búsqueda de Google se vea afectado lo menos posible. Por ejemplo, si cambias de proveedor de hosting o trasladas el sitio a una red de distribución de contenido (CDN). Esta guía solo se usa para migraciones que no afectan la URL que ve el usuario.

Descripción general

  1. Revisa las preguntas frecuentes y la información básica sobre los traslados de sitios. Descubre qué podría suceder y cómo eso puede afectar a tus usuarios y clasificaciones.
  2. Prepara la nueva infraestructura de hosting. Sube tu contenido a los nuevos servidores o configura tu CDN y los servidores de origen. Luego, realiza las pruebas correspondientes.
  3. Inicia el traslado del sitio. Cambia la configuración de DNS de tu nombre de dominio para que apunte a la nueva infraestructura de hosting. En este paso, comienza el traslado propiamente dicho, ya que se inicia el proceso de envío de tráfico a la nueva infraestructura.
  4. Supervisa el tráfico. Controla el tráfico que recibieron tanto el hosting anterior como el actual.
  5. Inhabilita la infraestructura anterior. Inhabilita la infraestructura de hosting anterior una vez que te asegures de que todos los usuarios reciban correctamente el contenido desde la nueva infraestructura y de que nadie siga usando la anterior.

Prepara la nueva infraestructura de hosting

En esta sección, se incluyen los pasos que debes seguir antes de comenzar el traslado real del sitio.

Copia y prueba tu nuevo sitio

Primero, sube una copia de tu sitio al nuevo proveedor de hosting. Luego, comprueba exhaustivamente todos los aspectos de cómo los usuarios interactúan con el sitio para verificar que funcione según lo esperado. A continuación, te presentamos algunas sugerencias:

  • Abre el sitio nuevo en un navegador web y revisa todos sus elementos: páginas web, imágenes, formularios y descargas (como archivos PDF).
  • Crea un entorno de prueba, quizás con acceso de IP restringido, para verificar todas las funciones antes de publicar el sitio web.
  • Realiza pruebas públicas asignándole un nombre de host temporal a la nueva infraestructura (como beta.example.com) a fin de probar la accesibilidad desde distintos navegadores. Un nombre de ese tipo puede ayudarte a probar si Googlebot puede acceder a tu sitio o no.
  • Prueba el sitio nuevo con una pequeña parte del tráfico publicado, si es posible.

Comprueba que Googlebot pueda acceder a la nueva infraestructura de hosting

Si todavía no tienes una cuenta de Search Console, crea una para tu sitio a fin de supervisar el acceso y el tráfico de Google. Si creaste un nombre de host temporal para tu sitio nuevo, también crea una cuenta para ese nombre de host. Comprueba que Googlebot pueda acceder a la nueva infraestructura con la Herramienta de inspección de URL en Search Console.

Disminuye el valor de TTL para tus registros DNS

Puedes acelerar el traslado de tu sitio si disminuyes el valor de TTL de los registros DNS de tu sitio, lo que permitirá que la nueva configuración se propague a los ISP más rápido. Por lo general, la configuración de DNS almacena en caché los ISP según la configuración del tiempo de actividad (TTL) especificado. Considera disminuir el TTL hasta un valor bajo conservado (por ejemplo, unas pocas horas) al menos una semana antes de que se mueva el sitio para actualizar las memorias caché de DNS más rápido.

Comprueba la verificación de Search Console

Asegúrate de que la verificación de Search Console siga funcionando después del traslado del sitio.

Si usas el método de archivo HTML para verificar la propiedad de tu sitio en Search Console, asegúrate de incluir el archivo de verificación actual en la nueva copia del sitio.

Del mismo modo, si utilizas una metaetiqueta o Google Analytics en las plantillas del sistema de administración de contenido para verificar la propiedad del sitio, asegúrate de que la nueva copia del CMS incluya uno de esos métodos.

Inicia el traslado del sitio

El proceso de traslado se realiza de la siguiente manera:

  1. Quita cualquier bloqueo temporal en el rastreo. Mientras se crea la nueva copia de un sitio, algunos propietarios utilizan un archivo robots.txt para bloquear Googlebot y otros rastreadores, o bien usan las metaetiquetas noindex o encabezados HTTP para impedir la indexación del contenido. Asegúrate de quitar esos bloqueos de la nueva copia del sitio cuando tengas todo listo para iniciar el traslado.
  2. Actualiza la configuración de DNS. Para iniciar el traslado del sitio, debes actualizar los registros DNS a fin de apuntar al nuevo proveedor de hosting. Consulta con tu proveedor de DNS para descubrir cómo hacerlo. Dado que la configuración de DNS se almacena en caché, los registros tardan un tiempo en propagarse para todos los usuarios en Internet.

Supervisa el tráfico

A continuación, te presentamos tres acciones que puedes realizar para asegurarte de que el proceso de traslado sea fluido:

  • Presta atención a los registros del servidor en los servidores nuevos y antiguos.
    A medida que se propaga la configuración de DNS y se traslada el tráfico del sitio, notarás una disminución en el tráfico registrado en los servidores antiguos y un aumento en los nuevos.
  • Usa diferentes herramientas de verificación de DNS públicas.
    Comprueba si los diferentes ISP de todo el mundo se adaptan a la nueva configuración de DNS.
  • Supervisa el rastreo.
    Supervisa los gráficos de cobertura de la indexación en Search Console.

Nota sobre la frecuencia de rastreo de Googlebot

Es normal ver una disminución temporal en la frecuencia de rastreo de Googlebot inmediatamente después de la publicación y que a eso le siga un aumento constante durante las próximas semanas hasta llegar a frecuencias que pueden ser superiores que las anteriores al traslado.

Esa fluctuación ocurre porque determinamos la frecuencia de rastreo de un sitio en función de muchos indicadores que se modifican cuando cambia tu hosting. Siempre y cuando Googlebot no experimente ningún problema grave ni demoras al acceder a tu nueva infraestructura de servicio, intentará rastrear tu sitio tan rápido como sea posible y necesario.

Inhabilita el hosting anterior

Revisa los registros del servidor del proveedor anterior y, cuando deje de recibir tráfico, podrás inhabilitar la infraestructura anterior. Y así finaliza el traslado del sitio.