¿Necesitas un especialista en SEO?

.

¿Qué son los especialistas en SEO?

SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization (optimización en buscadores) o Search Engine Optimizer (optimizador de buscadores). Contratar a un especialista en SEO es una decisión muy importante que puede mejorar tu sitio y ahorrarte tiempo, aunque también te arriesgas a dañar su funcionamiento y reputación. Asegúrate de investigar qué ventajas puede aportarte, así como a qué te arriesgas si el especialista en SEO no hace bien su trabajo. Muchos de ellos, al igual que otras agencias y consultorías, ofrecen servicios útiles a los propietarios de sitios web, como los siguientes:

  • Revisión del contenido y de la estructura del sitio
  • Asistencia técnica para el desarrollo de sitios web; por ejemplo, alojamiento, redirecciones, páginas de error o uso de JavaScript
  • Desarrollo de contenidos
  • Gestión de campañas de desarrollo empresarial online
  • Análisis de palabras clave
  • Formación en SEO
  • Experiencia en zonas geográficas y mercados concretos

Anunciarse en Google no influye en la presencia de tu sitio en los resultados de búsqueda. Google nunca acepta dinero por incluir sitios en sus resultados de búsqueda ni por influir en su posicionamiento; que aparezcan en los resultados de búsqueda orgánica no cuesta nada. Hay recursos, como Search Console, el blog oficial del Centro de la Búsqueda de Google y el foro de debate, que pueden proporcionarte gran cantidad de información sobre cómo optimizar tu sitio para que aparezca en la búsqueda orgánica.

Primeros pasos

Si diriges una pequeña empresa local, probablemente puedas hacer la mayor parte del trabajo por tu cuenta. A continuación te indicamos algunos recursos útiles:

Recuerda que los resultados pueden tardar en llegar; por lo general, empezarás a observar los beneficios de los cambios que hagas al cabo de entre cuatro meses y un año.

Si crees que necesitas más ayuda de un profesional, sigue leyendo para saber cómo elegir un especialista en SEO.

Elegir un especialista en SEO

Si estás pensando en contratar a un especialista en SEO, es mejor que lo hagas cuanto antes. Un buen momento para contratar estos servicios es cuando vayas a cambiar el diseño de tu sitio web o cuando vayas a publicar uno nuevo. De esta forma, podrás asegurarte de que el sitio se ha diseñado conforme a los requisitos del buscador. No obstante, un buen especialista en SEO también puede ayudar a mejorar un sitio que ya esté publicado.

  1. Comprométete a implementar los cambios recomendados. Para hacer los cambios recomendados por un especialista en SEO, se necesita tiempo y esfuerzo. Si no vas a tomarte el tiempo necesario para introducirlos, no vale la pena contratar a un experto.
  2. Entrevista a tu posible especialista en SEO. Resulta útil hacerle, entre otras, estas preguntas:
    • ¿Puedes mostrarme ejemplos de tu trabajo y darme a conocer la experiencia de tus clientes?
    • ¿Sigues las directrices para webmasters de Google?
    • ¿Ofreces algún servicio de marketing online o asesoramiento para complementar el negocio de búsquedas orgánicas?
    • ¿Qué tipo de resultados esperas obtener y en qué plazo de tiempo? ¿Cómo mides el rendimiento de los sitios web?
    • ¿Qué experiencia tienes en el sector en el que opera mi empresa?
    • ¿Qué experiencia tienes en el país y la ciudad en los que opera mi empresa?
    • ¿Qué experiencia tienes en el desarrollo de sitios web internacionales?
    • ¿Cuáles son las técnicas de optimización más importantes que utilizas?
    • ¿Cuánto tiempo hace que te dedicas a esto?
    • ¿De qué manera estaríamos en contacto? ¿Me informarás de todos los cambios que hagas en mi sitio y me ofrecerás información detallada sobre tus recomendaciones y el motivo por el que las debo hacer?
    • Comprueba si el especialista en SEO está interesado en ti y en tu empresa. Si no es así, busca alguien que sí lo esté. Tu especialista en SEO debería hacer preguntas como estas:
      • ¿Qué hace que tu empresa o servicio sea único y valioso para los clientes?
      • ¿Quiénes son tus clientes?
      • ¿Cómo genera ingresos tu empresa y cómo pueden ayudarte los resultados de búsqueda?
      • ¿Qué otros canales publicitarios usas?
      • ¿Quiénes son tus competidores?
  3. Comprueba las referencias laborales del especialista en SEO. Pregunta a clientes anteriores si consideran que el especialista les proporcionó un servicio útil, si fue fácil trabajar con él y si consiguió resultados positivos.
  4. Solicita una auditoría técnica y de búsqueda de tu sitio para saber qué cree el especialista que debe hacerse, por qué y qué resultados se pueden esperar. Es probable que tengas que pagar por este servicio y darle al especialista acceso de solo lectura a tu sitio en Search Console. Por el momento, no le des acceso de escritura. El especialista en SEO con el que quieres trabajar debería poder darte una valoración realista tanto del resultado final como del trabajo necesario para conseguirlo. Si te asegura que los cambios que haga te colocarán en el primer lugar de los resultados de búsqueda, busca a otra persona.
  5. Decide si vas a contratarlo.

Precauciones

Aunque sus servicios pueden tener mucho valor para los clientes, algunos especialistas en SEO con falta de ética han perjudicado al sector con estrategias agresivas e intentos de manipular los resultados de los buscadores de forma ilícita. Las prácticas que infringen nuestras directrices pueden afectar negativamente a la presencia de tu sitio en Google o incluso provocar que lo retiremos de nuestro índice.

Cuando tu especialista en SEO te recomiende una serie de medidas para mejorar tu sitio, pídele que te proporcione documentación que las avale que provenga de fuentes de confianza, como páginas de ayuda de Search Console, entradas del blog del Centro de la Búsqueda de Google o respuestas del foro aprobadas por Google.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Hay un tipo de práctica fraudulenta habitual que consiste en crear dominios "sombra" que dirigen a los usuarios a un sitio mediante redirecciones engañosas. Con frecuencia, esta clase de dominios son propiedad del supuesto especialista en SEO que alega estar trabajando en nombre de su cliente. Sin embargo, si la relación se deteriora, el especialista en SEO podría apuntar el dominio a un sitio distinto, o incluso a un dominio de la competencia. En este caso, el cliente habrá pagado por desarrollar un sitio de la competencia propiedad exclusiva del especialista en SEO.
  • Otra práctica ilícita que existe es colocar páginas puerta llenas de palabras clave en algún lugar del sitio del cliente. El supuesto especialista en SEO promete que este proceso hará que la página sea más relevante en un mayor número de consultas. Esto es completamente falso, ya que son muy pocas las ocasiones en que una página concreta es relevante para una amplia gama de palabras clave. No obstante, es aún más problemático cuando estas páginas puerta contienen enlaces ocultos que apuntan también a otros clientes del especialista en SEO. Este tipo de páginas reduce la popularidad de los enlaces de un sitio y lo redirige al del especialista en SEO y a sus otros clientes, entre los que puede haber sitios con contenido desagradable o ilegal.
  • Por último, procura no involucrarte en esquemas de enlaces, como la compra de enlaces de otros sitios para mejorar tu posicionamiento. Estas prácticas infringen las directrices de calidad de Google y pueden dar lugar a una acción manual contra tu sitio o contra partes de él, lo que afectaría a su posicionamiento.

Si crees que has sido víctima de las prácticas fraudulentas de un especialista en SEO, te recomendamos que lo denuncies.

En Estados Unidos, la comisión federal de comercio (Federal Trade Commission, FTC) se encarga de gestionar denuncias por prácticas empresariales engañosas o desleales. Para presentar una reclamación, visita http://www.ftc.gov/ y haz clic en "File a Complaint Online" (Presentar una reclamación online), llama al 1-877-FTC-HELP o escribe a la siguiente dirección postal:

Federal Trade Commission
CRC-240
Washington, D. C. 20580 (EE. UU.)

Si tu reclamación va dirigida contra una empresa de un país distinto a Estados Unidos, preséntala en http://www.econsumer.gov/.

Directrices útiles

  • Desconfía de empresas de SEO y de consultorías o agencias que te envíen correos que no hayas solicitado.

    Aunque parezca increíble, nosotros también recibimos este tipo de mensajes:

    "Estimado google.com:
    Hemos visitado su sitio y hemos comprobado que no está incluido en los principales buscadores y directorios..."

    Desconfía de este tipo de mensajes igual que cuando te ofrecen "pastillas adelgazantes que queman grasas mientras duermes" o una solicitud para ayudar a transferir fondos de dictadores destituidos.

  • Nadie puede asegurarte el primer puesto en los resultados de Google.

    Desconfía de los especialistas en SEO que dicen garantizar ciertas posiciones, que afirman tener una "relación especial" con Google o que dicen disponer de un sistema de "envío prioritario" a Google, ya que este concepto no existe al tratar con Google. De hecho, la única forma de enviar un sitio directamente a Google es mediante la herramienta de inspección de URLs o enviando un sitemap, y esto puedes hacerlo tú.

  • Desconfía de cualquier empresa que intente ocultarte algo o que no explique claramente sus intenciones.

    Pide explicaciones si hay algo que no te queda claro. Si un especialista en SEO crea contenido engañoso o falso en tu nombre, como páginas puerta o dominios desechables, puede que se retire la totalidad de tu sitio del índice de Google. En última instancia, eres el responsable de las acciones de las empresas que contratas. Por lo tanto, es mejor asegurarse de que sabes exactamente cómo piensan "ayudarte". Si un especialista en SEO tiene acceso a tu servidor a través de FTP, te debe explicar todos los cambios que va a hacer en tu sitio.

  • Nunca se te debería pedir que enlaces tu sitio con el del especialista en SEO.

    Desconfía de los especialistas en SEO que hablan sobre esquemas de popularidad de enlaces o te dicen que van a enviar tu sitio a miles de buscadores. Por lo general, se trata de medidas sin utilidad que no afectan al posicionamiento de tu sitio en las páginas de resultados de los principales buscadores, al menos no de una forma que pueda considerarse positiva en la mayor parte de los casos.

  • Elige con sentido común.

    Cuando te decidas por un especialista en SEO, te recomendamos buscar información sobre él en sitios del sector. Por supuesto, Google es una manera de hacerlo. Aunque Google no hace comentarios sobre compañías concretas, hemos detectado empresas que se autodenominan especialistas en SEO y que presentan prácticas comerciales claramente inaceptables. Ten cuidado.

  • Asegúrate de saber adónde va tu dinero.

    Aunque Google nunca vende mejores posiciones de un sitio en nuestros resultados de búsqueda, muchos otros buscadores combinan resultados de pago por clic o de pago por inclusión con sus resultados de búsqueda web normales. Hay especialistas en SEO que prometen una posición elevada en buscadores, pero luego colocan el sitio web en la sección publicitaria y no en los resultados. Algunos incluso cambian en tiempo real sus precios de puja para crear la ilusión de que "controlan" otros buscadores y de que pueden aparecer en el lugar que quieran. Esta trampa no funciona con Google, ya que nuestra publicidad está claramente marcada y separada de los resultados de búsqueda. No obstante, recuerda preguntar a los especialistas en SEO que estés considerando contratar qué tarifas se destinarán a mejoras permanentes en los resultados y cuáles se asignarán a publicidad temporal.

  • ¿En qué otras cosas debo fijarme?

    Hay ciertos indicios que pueden advertirte de que se trata de un especialista en SEO sin escrúpulos. La lista que se muestra a continuación no es exhaustiva, por lo que, en caso de duda, confía en tu instinto.

    • Es propietario de dominios sombra.
    • Coloca enlaces a sus otros clientes en páginas puerta.
    • Ofrece vender palabras clave en la barra de direcciones.
    • No distingue entre los resultados de búsqueda reales y los anuncios que aparecen en las páginas de resultados.
    • Garantiza una posición concreta, pero solo con frases de palabras clave extrañas y largas que devolverían tu sitio web de todos modos.
    • Trabaja con varios alias o información falsificada de WHOIS.
    • Obtiene tráfico de buscadores "falsos", de software espía o de scumware.
    • Tiene dominios que se han quitado del índice de Google o él mismo no está incluido en el índice de Google.