Cómo elegir una configuración para dispositivos móviles

Asegurémonos de que tu sitio aparezca en los resultados de la búsqueda. Aquí aprenderás a configurarlo para varios dispositivos y a lograr que los motores de búsqueda lo interpreten de forma correcta.

Tres formas de implementar tu sitio web móvil

Existen tres técnicas principales para implementar un sitio web capaz de mostrarse en pantallas de todos los tamaños y tipos. En el siguiente gráfico, se comparan los tres métodos:

Configuración ¿La URL permanece igual? ¿El código HTML permanece igual?
Diseño web responsivo Sí Sí
Publicaciones dinámicas Sí No
URL independientes No No
  1. Diseño web responsivo: Entrega el mismo código HTML en la misma URL, independientemente del dispositivo del usuario (por ejemplo, computadora de escritorio, tablet, dispositivo móvil, navegador no visual), pero puede representar la pantalla de forma diferente según el tamaño de la pantalla. Google recomienda usar el diseño web responsivo porque tiene el patrón de diseño más fácil de implementar y mantener.

  2. Publicación dinámica: Usa la misma URL sin importar el dispositivo, pero genera una versión distinta del código HTML para distintos tipos de dispositivo según la información que el servidor posee sobre el navegador del usuario.

  3. URL independientes: Entrega distintos códigos para cada dispositivo y en URL independientes. Esta configuración intenta detectar el dispositivo del usuario y lo redirecciona a la página adecuada mediante redireccionamientos HTTP junto con el encabezado HTTP "Vary".

Google no tiene preferencia por ningún formato de URL en particular, siempre y cuando todos los usuarios-agentes del robot de Google puedan acceder a todas las páginas y sus elementos.

Para obtener más información sobre cómo seleccionar la configuración de un sitio móvil (y evaluar los pros y contras de cada opción), consulta el artículo sobre cómo crear sitios web para los consumidores multipantallas.

Puntos clave de la optimización para dispositivos móviles

Como ya vimos, puedes elegir varias opciones de configuración a fin de optimizar tu sitio para dispositivos móviles. Sin embargo, debes tener en cuenta tres puntos clave, independientemente de la configuración que elijas.

  1. Indica a Google si una página tiene formato para dispositivos móviles (o si tiene una página equivalente con ese formato). De ese modo, Google puede mostrar correctamente el contenido a los usuarios de dispositivos móviles en los resultados de la búsqueda.
  2. Asegúrate de que los recursos se puedan rastrear. No uses robots.txt para impedir que los motores de búsqueda accedan a los archivos críticos de tu sitio que ayudan a procesar la página (incluidos los anuncios). Si el robot de Google no puede acceder a los recursos de la página, como las imágenes o el código CSS o JavaScript, es posible que no detectemos que está diseñada para mostrarse y funcionar bien en navegadores para dispositivos móviles. En otras palabras, es posible que no comprendamos que la página está "optimizada para dispositivos móviles". Como resultado, no se entregará correctamente a los usuarios que realicen una búsqueda en estos dispositivos.
  3. Evita cometer errores comunes que crean frustración en los usuarios que utilizan dispositivos móviles. Por ejemplo, no incluyas videos que no se puedan reproducir (como un video Flash con contenido importante de una página). Las páginas para dispositivos móviles que ofrezcan una experiencia deficiente a los usuarios que quieran realizar búsquedas podrían descender de nivel en determinadas clasificaciones o mostrarse con una advertencia en los resultados de la búsqueda en dispositivos móviles. Obtén más información al respecto en la sección sobre errores comunes.

Comprende las diferencias entre dispositivos

Dispositivo móvil: En este documento, se usa "dispositivo móvil" para hacer referencia a los smartphones, como los dispositivos que ejecutan Android o los dispositivos iPhone o Windows Phone. Los navegadores para dispositivos móviles son similares a los navegadores de escritorio, ya que pueden procesar gran parte de la especificación HTML5, aunque su tamaño de pantalla sea inferior y, en casi todos los casos, la orientación predeterminada sea vertical.

Tablets: Consideramos que las tablets son dispositivos que pertenecen a una clase propia. Cuando nos referimos a dispositivos móviles, en general, no tenemos en cuenta a las tablets. Las pantallas de las tablets suelen ser más grandes, por lo que, si no ofreces contenido optimizado para tablets, los usuarios esperan visualizar el sitio como se vería en un navegador para computadoras de escritorio y no en el de un smartphone.

Teléfonos multimedia: Son dispositivos con navegadores capaces de procesar páginas codificadas para cumplir con los estándares de XHTML y que son compatibles con el lenguaje de marcado HTML5, con JavaScript o con ECMAscript. Sin embargo, podrían no ser compatibles con algunas de las API de extensión del estándar de HTML5. Por lo general, es el caso de los navegadores de la mayoría de los teléfonos 3G que no son smartphones.

Teléfonos de gama media: En estos dispositivos, los navegadores no tienen la capacidad de procesar páginas web para computadoras de escritorio normales codificadas con el estándar de HTML. Entre estos navegadores, se incluyen los que solo procesan cHTML (iMode), WML y XHTML-MP.